¿POR QUÉ ES NECESARIA UNA PEDAGOGIA DE LA PREGUNTA?

Las preguntas realizadas por parte de los niños y niñas de cualquier edad, son un intento de participar en el mundo que les rodea porque gracias ellas pueden iniciar conversaciones con el adulto, sobre todo con sus padres , madres , maestros/as y educadores.

Gracias a sus preguntas ellos y ellas reclaman la atención del adulto y además obtienen información del mundo que les rodea para ir construyendo por sí mismos sus opiniones propias.

Muchas veces en el ámbito educativo , incluso en el propio hogar, las preguntas que los niños/as realizan son concebidas como algo negativo, como algo incómodo para el adulto,  es como si sintiéramos que nos están poniendo a prueba , que buscan desafiarnos y no es así, simplemente quieren aprender y preguntan a la persona que piensan que puede satisfacer ese conocimiento, por la tanto la pregunta de un niño/a realizada hacia un adulto debe de ser concebida como un halago , ya que gracias a ella nos está demostrando que confía en nosotros y que sabe que tenemos la experiencia suficiente y los conocimientos necesarios  para satisfacer sus enormes ansias  de conocimiento.

Por eso no podemos olvidar que la falta de respuestas por parte del adulto o las respuestas engañosas son una forma de que el niño/a pierda sus ganas de aprender generando un gran desconfianza en los adultos.

Si analizamos el sistema educativo actual, podemos observar que a medida que los niños/as crecen avanzando por los diferentes cursos y Etapas paulatinamente dejan de preguntar y esto no es fruto de la casualidad porque nuestro sistema recompensa solo las respuestas y no las preguntas realizadas.

Yo pienso que es preciso sustituir la pedagogía de las certezas y respuestas universales por la pedagogía de la duda, de la pregunta incluso de la improvisación… porque la pregunta es la propia voz del niño/a , es la manifestación de su inquietud por aprender….

Pero no podemos olvidar que  siempre junto a una pedagogía adecuada de la pregunta debe ir unida sin duda un pedagogía de la escucha,  porque cuando un niño/a se siente escuchado por su padre, madre o maestro/a siente que se le está respetando y manifiesta luego el mismo respeto hacia el adulto.

Tenemos que aprender a mirar la vida con ojos de niño/a , sobre todo si somos educadores , porque solamente enseña quien está dispuesto a aprender y la mejor manera de aprender es escuchar a los alumnos/as , ponernos en su piel,  sentirlos y respetarlos …

“La educación no es solo la respuesta a una pregunta , si no el medio de encontrar respuestas a todas la preguntas”

“Escuchemos pues al niño, mantengamonos en el centro de su lenguaje, aprendamos a mirar con ojos de niño el mundo y así recobraremos el verdadero sentido de lo aprendido”. ( Paolo Freire).